Entrevista con prestigiosa chef argentina “Vivo, duermo y respiro por la gastronomía” Mariana Sebess

 

Contar con una formación en Cordon Bleu de Francia, entrenarse en escuelas de cocina en países como China, Tailandia, Malasia, India y otros de Europa y fundar una de las mejores escuelas de gastronomía en Argentina hacen de Mariana Sebess una ‘gurú’ en la cocina.

Desde hace 20 años Mariana Sebess está dedicada al mundo de la gastronomía y creó en 1994 el Instituto Internacional de Artes Culinarias Mausi Sebess ubicado en Buenos Aires, el cual cuenta con estudiantes de diversas partes del mundo, incluso el 80% de sus alumnos son extranjeros y el 30% de estos, colombianos.

Solo para Mujeres: ¿Qué es lo que más le gusta de la gastronomía?
Mariana Sebess: Me encanta la parte educativa y su aplicación, y lo que transmite la comida que es alegría, unión en la familia y con las amistades, por eso tiene esta magia de hoy en día.

S.P.M.: ¿Qué tendencias se imponen en materia gastronómica?
M.S.: La gastronomía llegó a un nivel muy alto con la gastronomía molecular creada en España por el chef Ferran Adrià, quien a su vez se formó con Heston Blumenthal  en Inglaterra que fue el pionero de la cocina molecular.
Esta llegó a un punto de servirte, por ejemplo, un mute tradicional  pero con los ingrediente hacia un polvo y con el caldo una gelatina, que al probarlos era tal cual un mute. Llegaron a ese nivel de perfeccionamiento.
Ahora la gente quiere volver a las raíces, la gastronomía está volviendo al gusto que le ponía la madre o la abuela a la comida, pero con presentaciones gourmet. Quieren la cocina muy orgánica, sin grasas y más saludable, pero con el gusto de cuando uno era chico.

S.P.M.: ¿Cuál es la ‘receta’ para preparar una buena comida?
M.S.: El cocinar se vuelve una rutina para las mujeres que pueden incluso llegar a odiar. Para que les guste, principalmente deben elegir recetas simples, pero que sean muy vistosas al momento de presentarlas; además, saber elegir productos frescos de estación para no gastar mucho dinero, preparar cocina simple y saludable que no lleve mucho tiempo de cocción para que no pierda los nutrientes y para tener más tiempo para la familia, los hijos y para ellas mismas.

S.P.M.: Cuáles son las tres cocinas que recomendarías y que no se pueden dejar de probar.
M.S.: 1. La cocina india, tiene una cantidad de especias que uno puede comer los 365 días del año sin repetir una sola vez la comida, por la mezcla de ingredientes y de especias.
2. La cocina tailandesa, puede parecerse un poco a la cocina colombiana por la utilización de la leche de coco y el arroz de coco o cosas bastante similares, pero utiliza las pastas, como el curry, que cambian completamente los sabores de los platos.
3. Ya en América tenemos muchas cocinas, por ejemplo, para nosotros los argentinos nuestra cocina es muy básica lo nuestro es el asado, entonces después de estar en Colombia sabemos que esta va a llegar al nivel de la cocina peruana, que es muy famosa. La cocina colombiana es muy rica en platos, en tradición y sé que va a tener un gran futuro.

S.P.M.: ¿Qué mensaje les envías a las mujeres para que impriman su sello personal en la cocina?
M.S.: Lo principal es hacer las cosas con amor. Si uno hace las cosas con cariño, como en la película ‘Como agua para chocolate’ y dependiendo del estado de ánimo así le va a salir a uno la comida, entonces yo creo que cuando estén cocinando tienen que estar relajadas y hacerlo con gusto, si uno está cansado es mejor llamar a pedir un domicilio. Las cosas con amor siempre salen bien.

Algo más de Mariana

 

Hobbies: Mi pasión es la cocina. Vivo, duermo y respiro por la gastronomía, no hay otra cosa que yo pudiera hacer que no fuera esta.
Un libro recomendado: Libro de Técnicas de Cocina, Pastelería y otros del Instituto Internacional de Artes Culinarias Mausi Sebess y Como agua para chocolate, de Laura Esquivel.
Una Película: Ratatouille.

Compartir el articulo

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*