Cómo vestir en entrevistas de trabajo

Muchos dicen que una imagen vale más que mil palabras, y cuando se trata de aplicar a un nuevo empleo, la presentación personal se convierte en nuestra primera ‘arma’. De ahí que la entrevista, el primer filtro, es la clave para impactar con una apariencia idónea para el trabajo que se busca. Es decir, se aconseja un traje acorde al perfil de la vacante.

 

El  vestuario debe estar en perfectas condiciones,  que no sea ni muy ceñido al cuerpo ni muy holgado, ni muy largo, ni muy corto, ni muy elegante, ni muy casual; importante que vaya siempre por la línea del centro. Además, la comodidad también da seguridad, así que será fundamental evitar prendas o zapatos demasiado ajustados.

Al seleccionar tu outfit olvida los escotes, minifaldas o sandalias, eso mataría la hoja de vida. Recuerda acompañar tu presentación con un peinado, accesorios y maquillajes sobrios, y lo infaltable tu mejor sonrisa y tranquilidad.

 

 

Evite los siguientes errores si va a usar uniforme de trabajo

1. No cumplir los protocolos establecidos por la empresa para su adecuada utilización.

2. Readaptarlo de acuerdo a su gusto o conveniencia (recortar mangas, entubar pantalones, etc.) cambiando la línea original y creando una especie de “disfraz”.

3. No portarlo de una manera adecuada: limpio, impecable, bien planchado y buen mantenimiento.

4. El uso de zapatos inadecuados (sandalias o mocasines sin medias).

5. Utilizar maquillaje, peinado o accesorios recargados.

6. Portarlo en lugares diferentes al trabajo.

 

 

 

 

Con la colaboración de Adriana Uribe, experta de la etiqueta y el protocolo. 

Compartir el articulo

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*