Yeimy Paola Vargas, Sencilla y apasionada

Imagen-DETRAS-DE-CAMARA-CAP-14-21-LA-SELECCI-(2333965)Esta cartagenera inició su carrera siendo reina y, aunque no se ganó la corona de Señorita Colombia, el público no pudo olvidarla. Es por eso que esta morena de 30 años y amante acérrima del fútbol se infiltró en el mundo de la actuación y ha logrado descrestar a más de uno con su talento. Ella confiesa que con Clarissa, la esposa del ‘Pibe’, su último personaje en “La Selección”, tiene más en común de lo que parece.

 

“Soy una fanática loca de la Selección Colombia”

Yeimy Paola Vargas ha interpretado muchos papeles en su carrera artística como actriz. Sin embargo, con pocos de ellos ha compartido una de las pasiones, como lo es el fútbol.
Esta exreina de belleza, quien además es amante de la comida italiana, jugó microfútbol de niña y aún hoy grita viendo los partidos de la Selección Colombia de Fútbol. Sin duda, su papel en “La Selección” le multiplicó el amor por la tricolor.

“La vida no le queda grande a nadie, lo más importante para lograr lo que se quiere es perseverar, mantener la fe y no desfallecer nunca en los sueños, que son el motor de todo”.

Solo para Mujeres: Tras la experiencia de Clarissa, qué podría calificar cómo lo más difícil de ser la esposa de un futbolista…
Yeimy Paola Vargas: Para la familia de cualquier futbolista es muy difícil el tema de viajar constantemente. Ellos manejan un ritmo de vida complicado y la familia tiene que ceñirse a eso, a ir al país que los ‘compre’ y no tener un centro fijo, que complica un poco la vida, especialmente si se tienen niños.

S.P.M.: ¿Y qué sería lo mejor de ese mismo rol?
Y.P.V.: En el caso de Clarissa lo mejor es que puede acompañar a su esposo y darle energías, consejos, amor. El apoyo para esa pareja es muy importante, y teniendo en cuenta que tienen hijos pequeños la presencia del papá es vital. Claro que también disfrutar de los países, conocer, viajar y ver cosas desconocidas también es una ventajita (risas).
S.P.M.: Si ese fuera tu caso, ¿cuál sería tu mayor sueño?
Y.P.V.: Como esposa de un futbolista, obviamente quisiera que triunfara, que tuviera una excelente temporada y, lo más importante, que no le pasara nada mientras juega. Creo que lo más importante es eso, la salud, porque sin eso al fin de cuentas no hay nada.

S.P.M.: ¿Y Yeimy se casaría con un futbolista?
Y.P.V.: (Risas) Pues no sé, antes de casarme nunca lo pensé y tampoco tuve un pretendiente de ese tipo, ahora ya estoy casada y soy muy feliz con mi esposo.

S.P.M.: Cuéntanos un poco sobre cómo es tu verdadera relación con el fútbol.
Y.P.V.: Me encanta, siempre me ha gustado mucho, me fascinaría ir a un Mundial y, por supuesto, soy hincha de la Selección Colombia. Cuando era una niña me gustaba tanto que llegué a jugar microfútbol en mi barrio en Cartagena.

S.P.M.: ¿Qué te aportó el trabajar en un entorno futbolero? ¿Cambió tu relación con el deporte?
Y.P.V.: A mí me ha fascinado toda la experiencia, y claro, me acercó mucho más de lo que ya estaba al deporte. Digamos que la diferencia es que ahora entiendo un poco mejor que los futbolistas son seres humanos que viven y respiran como todos nosotros. Sin embargo, llevan en su espalda un peso muy grande como lo es la esperanza de un país entero y el amor por un deporte que muchas veces se vuelve difícil de complacer.

S.P.M.: ¿Qué es lo que más te gusta del entorno futbolístico?
Y.P.V.: ¡Me encanta todo! Las jugadas, estar en el estadio y sentir la pasión de la gente, eso es fantástico. Aunque confieso que me gusta más verlo en casa porque tengo la confianza de gritar, brincar o decir lo que quiera; en el estadio sufro más de la cuenta (risas).


6 cosas que no sabías de Yeimy

1. El gol más grande de su vida fue ser la primera reina popular por decreto de Cartagena.
2. También es fanática del baloncesto y excelente bailarina.
3. A su familia, que es bastante grande, también le encanta el fútbol.
4. Se considera como una persona que no esconde nada. “No tengo secretos, de mí ya todo lo saben”.
5. Para ella, el ‘churro’ de la Selección Colombia definitivamente es James Rodríguez.
6. Su clave del éxito es Dios.

 

“De niña jugaba microfútbol en Cartagena. Como era alta y de piernas muy largas me decían Asprilla, nunca pensé que en el futuro esa anécdota tuviera un sentido”.

POR: Leidys Márquez Suárez
lmarquez@vanguardia.com

Compartir el articulo

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*