Después de los 30, consiente más tu piel

Es natural que las mujeres después de los 30 años empecemos a experimentar cambios en la piel, que conllevan a la pérdida de elasticidad. Más que temerle a estos cambios, lo que se debe es dedicarle tiempo todos los días al cuidado de la piel de tu rostro. Esa será la clave para lucir siempre joven.

Con la colaboración de Nathalia Anaya, médica dermatóloga.

A partir de los 30 años, los componentes esenciales de la piel como el ácido hialurónico y el colágeno se van reabsorbiendo, además, empiezan a aparecer las líneas de expresión y las manchas generadas por el sol.
Por eso, cuidarse ahora con más esmero será una garantía para lucir un rostro fresco y joven, aunque pasen los años.
Nuestra médica dermatóloga asesora, recomienda los siguientes consejos que ayudarán a una piel del rostro saludable:
– Desmaquíllate muy bien antes de dormir; durante la noche la piel vive un proceso de reparación.
– Selecciona con precaución el maquillaje.
– Evita exponerte a ambientes desmedidos de polución; pues generan acumulación de grasa y residuos en la piel.
– Empieza el uso de cremas antienvejecimiento en la noche.
– Utiliza mascarillas detoxificantes o de exfoliación una o dos veces por semana.
– Hidrata todos los días la piel (mínimo ocho vasos de agua al día, frutas y vegetales ricas en vitaminas C y E).
– Aplica protector solar especial para la cara y otro para el resto del cuerpo.

Adult woman with beautiful face

Dos tipos de piel opuestos

Piel blanca – seca
Tiende a envejecer más tempranamente que una piel morena; es más sensible al sol, se marcan con mayor fuerza las líneas de expresión y el cáncer de piel es más frecuente. Se recomienda el uso del protector solar por encima de 50.
Piel morena – grasa
Se va a envejecer menos. Una mujer de 45 años va a lucir más joven que una de 30, se recomienda usar protector con factor 30 como mínimo.

Infaltable rutina

De día

Clave: aplicar y reaplicar cada cuatro horas el protector solar.
Limpiador, hidratante y protector solar.

Noche
Se repara la piel de todos los daños causados en el día.
Limpiadora o desmaquilladora, tónico (retirar las impurezas, previene el proceso de envejecimiento de la flacidez) e hidratante.

Después de los 30 años es indispensable el cuidado del contorno de los ojos y de las áreas foto expuestas como el cuello, el escote y el dorso de las manos.

Compartir el articulo

2 Comentarios

  1. Excelentes consejitos,xq los años no pasan en vano,gracias por darnos a las lectoras la oportunidad de cuidarnos y aprender mas

    Post a Reply
  2. Estoy interesada en saber sobre la lipolisis gracias

    Post a Reply

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*