Ondas de choque, alternativa a problemas de dolor crónico

Dolor crónico muscular

 

Las aplicaciones de las ondas de choque en medicina se asocian con el tratamiento del dolor crónico muscular, del túnel carpiano, trastornos del tendón, la espalda, el cuello y el tratamiento de puntos gatillo, al igual que la fibromialgia.

Con las ondas de choque se acorta el período de tratamiento y los resultados son excelentes. Las patologías más comunes tratables con ondas de choque son hombro doloroso, epicondilitis lateral y cubital, fascitis plantar / espolón calcáneo, dolor en la zona lumbar, dolor en el tendón de Aquiles, tendinitis rotuliana, tratamiento de los puntos gatillo, fibromialgia y hombro congelado.

Las aplicaciones ortopédicas de las ondas de choque se concentran en el tratamiento de las calcificaciones, exostosis dolorosa, diversas tendinitis y problemas de cicatrización en fracturas.

La terapia de ondas de choque ofrece una alternativa en muchos casos cuando la solución quirúrgica parece inevitable. Además, se aplica muy a menudo en medicina deportiva por su curación de los tejidos blandos y su efecto regenerador. Así, el tiempo de recuperación después de las lesiones puede ser reducido al máximo, permitiendo el regreso a los deportes más rápido.

Indicaciones más comunes

– Distensión muscular.
– Tratamiento de las articulaciones con distorsión prolongada.
– Dolor en la ingle.
– Dolor en la cadera.
– Dolor de la zona lumbar.
– Aquilodinia.

Dr. Jaime Bayona. Director científico.

Dr. Jaime Bayona. Director científico.

 

Compartir el articulo

1 Comentario

  1. muy interesantes los artículos me gustaría saber mas sobre el sistema nervioso

    Post a Reply

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*