Es hora de buscar nuevo trabajo

168814726A lo largo de la vida laboral, las personas tienen distintas perspectivas, persiguen diversas metas e ideales profesionales; sin embargo, hay algo en que la mayoría coincide: lo más satisfactorio es estar contentos y sentirse bien con lo que se hace. ¿Qué hacer cuando ir a trabajar deja de ser satisfactorio?

Hay ocasiones en las que algunas profesionales comienzan a dejar de sentir que son un aporte en lo que se están desempeñando, así surge la idea de cambiar de rumbo y de probar nuevas experiencias laborales.
Muchas son las razones que pueden llevar a una empleada a decidir buscar un nuevo desafío laboral, pero antes de concretar el cambio es necesario analizar las ventajas y las desventajas de esta medida. Cabe preguntarse, por ejemplo, qué ofrece la empresa en términos de ambiente laboral, desarrollo profesional, salario, horarios y flexibilidad, entre otros aspectos.
Tomar la decisión correcta teniendo claro por qué se está haciendo es fundamental para no cometer errores que puedan hacer que uno se arrepienta. Según una investigación publicada en Harvard Business Review, uno de los principales errores al cambiar de trabajo es basarse sólo en un aumento salarial. El autor de dicho estudio señala: “Esto es una solución a corto plazo, pero no una garantía de éxito a largo plazo”.

 

Señales para cambiar de empleo
– Sientes que la compañía para la que trabajas ya te enseñó todo lo que podías aprender y te sientes estancada.
– Aspiras a obtener una posición más importante y sabes que en ese lugar es poco probable que suceda.
– Las glorias de la empresa dejaron de ser compartidas por ti hace mucho tiempo.
– Piensas que tu trabajo es devaluado.
– Tu filosofía de trabajo dejó de ser compatible con la de la empresa.
– Nunca te sentiste cómoda trabajando para la empresa, incluso desde el primer día.
– Pensar en que tienes que ir a trabajar te produce llanto y ansiedad.
– Has brindado sugerencias apropiadas para mejorar los sistemas, pero estas son completamente ignoradas.
– La percepción general es que todo el mundo se quiere ir de la empresa en un éxodo masivo.

Compartir el articulo

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*