Amor sin rodeos

Imagen HGA_3390_Lista

Dra. Nora Alba Beltrán Mera
Médico de la Universidad Nacional de Colombia y Psiquiatra de la Pontificia Universidad Javeriana. Cursa segundo año de la maestría Terapia Familiar Sistemática, en la Universidad Autónoma de Barcelona, España. Emdr Instituto Colombiano de Psicotrauma.

 

 

Sandra pregunta:
¿Cómo hace uno para no perder tan rápido el encanto que le produce un hombre? Creo que soy muy perfeccionista…
Rta.
“Enamorarse es sentirse encantado por algo, y ese algo solo puede encontrarse si es o parece ser perfección”: Ortega y Gasset.

Sandra, los seres humanos tenemos claroscuros, eros y tánatos, somos un todo; es importante comprender que esta mirada hacia nosotros mismos y hacia los demás nos permite ser. El enamoramiento marca el encuentro; si el encuentro permanece viene la construcción de la relación en que seguimos descubriendo a ese otro que nos encanta y asusta, que nos da y nos quita, que nos hace pero, a la vez, nos deshace; creo que comprender este humano demasiado humano te va permitir quedarte y disfrutar de ti y del otro. La dimensión humana es compleja.

Patricia pregunta:
He pensado que ningún hombre de acá vale la pena. Me obsesioné por buscar un extranjero, pero creo que fue peor. Lo cierto es que sigo soltera, pero creo que soy un buen partido para un hombre:
Rta.
“Nuestro destino nunca es un lugar, sino una forma de ver las cosas”: Henry Miller.

Patricia, en principio lo importante es que seas un buen partido para ti misma: que disfrutes el tiempo que pasas contigo misma, que te quieras, te cuides, te recrees, luego llega el amor del otro. Sobre la búsqueda de hombres extranjeros como promesa de una relación armónica, el paraíso, considero que se relaciona con la pobre construcción de identidad en nuestro entorno, con esa admiración por lo europeo o estadounidense que muestra la triste imagen que hemos construido en torno a lo latinoamericano. Es nuestro deber cambiar esta historia y enriquecer nuestro imaginario latino, las mujeres nos caracterizamos por construir y transformar, recuerda que tú vales y eres de Colombia.

Lorena pregunta:
¿Qué debo tener claro y de qué debo estar completamente segura antes de darle el sí a mi pareja? Llevamos seis años de noviazgo y no me siento tan segura de esa decisión.
Rta.
“Vení a dormir conmigo, no haremos el amor, él nos hará.” Cortázar.

Lorena, considero que antes de dar ese sí debes tener en cuenta otros sí: si puedes estar tranquila y en silencio cuando estás en su compañía; si tienes orgasmos con él, si conversan, si cuando viajan te sientes cómoda; si respeta tu silencio, tu tiempo, tu sensibilidad, tu afecto; si te gusta su presencia en tu vida. Los otros sí son de tu absoluto imaginario: ¿quieres dar el sí?

Isabel pregunta:
Me considero una mujer con buen perfil. No entiendo por qué se fijan en mí siempre hombres de bajo perfil que no pueden ofrecerme nada (con trabajos modestos, sin presencia, bajo nivel escolar…)
Rta.
“¿Existirán? Estas gentes con torso de acero, brazos y ojos alados, anhelando masas de nubes que les den forma, ¡estos superestares¡”: Sylvia Plath.

La pregunta Isabel es: ¿Y tú, en cuáles te fijas?, esto de los perfiles es excluyente y limita la posibilidad que tienen todas las personas de enriquecer la vida; imagino que para que te fijes en ellos, esos hombres tienen valores que te impactan y de alguna manera te ofrecen bienestar; por otro lado, los trabajos modestos mueven al mundo. La presencia es parte del ser, si los miras es porque te parecen atractivos, la inteligencia y la sensibilidad no tienen que ver con la escolaridad.
Se me ocurre que tú los miras con agrado y que al confrontar la mirada social es cuando te disgustan. Recuerda, la gente suele hablar de lo que no sabe, el país hasta ahora con gran dificultad rasga las cuerdas de la inclusión.

Compartir el articulo

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*